Toyota debuta en el Salón de Diseño de Milán con Setsuna: un coche prototipo fabricado en madera

El gigante automovilístico japonés Toyota participará por primera vez en el salón de diseño más grande del mundo, el de Milán, a partir del 11 de abril, donde presentará un innovador proyecto: el Setsuna, un prototipo fabricado principalmente en madera.

La marca japonesa arriesga en la carrocería de este vehículo con un elemento poco visto en la industria, dejando de lado otros materiales más empleados como la fibra de carbono o el aluminio.

En la creación del auto se han utilizado diversos tipos de madera: abedul japonés para la estructura y cedro japonés para la carrocería. Por si fueran pocos los elementos nipones en el proceso, nos encontramos con que el ensamblaje proviene de una técnica tradicional de carpintería japonesa denominada “okuriari” que se caracteriza por no necesitar el uso de tornillos.

Toyota Setsuna Madera

Toyota Setsuna

Pero sin duda el valor más importante del diseño japonés es el intrínseco. Setsuna significa “momento” en japonés, y es ese momento el que Toyota quiere transmitir con su apuesta: el momento de la transformación gradual que experimentan los vehículos con el paso del tiempo. Los momentos y experiencias que atesoran las familias con sus vehículos transfiriéndoles un valor sentimental solo apreciado por ellos.

Además, el coche incluye un reloj de 100 años para ir midiendo el tiempo a través de las generaciones lo que reafirma la intención de Toyota de reforzar el vínculo existente entre coche y conductor de forma que este último no se deshaga de él jamás. Y qué mejor material para reflejar esa conexión que la madera, tan lineal en el tiempo y con su esencia original y única.

Por desgracia no se puede tener todo; el Setsuna reúne un singular atractivo en su fachada y un carácter sentimental significativo, pero no es precisamente un bólido: tiene capacidad para dos personas y está impulsado por una motorización eléctrica que utiliza seis batería de plomo y ácido gracias a las cuales dispone de 25 km de autonomía a una velocidad máxima de 45 km/h.

Sea como sea, es digno de admirar y apreciar, y a más de uno no nos importaría disponer de un Setsuna en nuestro garaje con el que acumular experiencias generación tras generación.

1 comentario

Los comentarios están desactivados.