Conoce la madera tratada oleotérmicamente

La madera tratada oleotérmicamente es una madera tratada químicamente con el objetivo de curarla, prevenirla o mantenerla, mejorando su durabilidad natural frente a los agentes degradadores. Esto se consigue fijando aceites especiales a la estructura de la madera.

Es un tratamiento que surge como una alternativa menos nociva para el medio ambiente, ya que se basa en las propiedades impermeabilizantes e hidrófobas del aceite.  Se aplica a altas temperaturas para facilitar la impregnación, de este modo el aceite pierde su carácter denso y se vuelve más volátil, penetrando con mayor facilidad en la madera. El aceite va mezclado con otros productos protectores, de manera que se fija en la madera creando una barrera física con las condiciones externas y los agentes patógenos.

El tratamiento se realiza en dos tiempos. Primero se aplica un baño a 130-201 ºC. Posteriormente, se sumerge la madera en otro segundo baño, esta vez a temperatura ambiente. De este modo, el agua que está en el interior de la madera es expulsada en forma de vapor, y su espacio se llena con el aceite y los aditivos en los que ha sido bañada la madera. Finalmente, se deja secar la madera al aire.

Las ventajas de este tratamiento son múltiples:

  • Es menos costoso.
  • Es más respetuoso con el medio ambiente.
  • Es sencillo de realizar.
  • Se puede aplicar sobre madrera verde.
  • Se puede aplicar utilizando aceites reciclados de la industria agroalimentaria.
  • Implica bajos costes de inversión y funcionamiento.

Las propiedades de la madera varían después de aplicar este tratamiento. La madera tratada oleotérmicamente es más densa que la madera natural, dado el aceite introducido, y en consecuencia más dura. Además, la madera tratada oleotérmicamente tiene una mayor estabilidad dimensional. Por otro lado, es menos propensa a el agrisamiento que produce la acción de las rayos ultravioletas en la madera expuesta al sol, ya que retrasa este efecto. Cabe añadir, que el tratamiento con aceite disminuye el contenido de humedad de la madera, al expulsar el agua que contiene la estructura, de esta manera se reduce el contenido de humedad de forma más económica que con un secado artificial.

El tratamiento se aplica en algunas especies de frondosas como el castaño o el roble, y en especies de coníferas como el abeto Douglas o el alerce. Lamadera tratada oleotérmicamente se puede emplear en las clases de uso 1, 2 y 3, es decir, en ambientes de interior o de exterior sin contacto con masas de agua.

IMAGEN: Maderea

LINK: https://www.maderea.es/conoce-la-madera-tratada-oleotermicamente